¿Quiénes somos?

La Asociación Nacional de Funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores, la más representativa y antigua en la Cancillería.

Además, ha sido la Asociación inspiradora de varias asociaciones legalmente constituidas e importantes de nuestro Ministerio.

Nuestra Historia

La Asociación Nacional de Funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores (AEMRE) es la primera entidad gremial de esta Secretaría de Estado. Fue creada en el año 1948 y el documento que lo respalda se encuentra en el libro «El Ministerio de Relaciones Exteriores» segunda edición de Mario Barrios Van Buren. Agrupa una gran cantidad de número de afiliados y actualmente, cuenta con 390 miembros al 26 de mayo de 2022. Estos antecedentes nos convierten en una organización sólida y representativa; en sus registros tiene inscritos a funcionarios de la Planta de Secretaría y Administración General (que trabajan en Chile) y de la planta de Servicio Exterior (diplomáticos) de la Subsecretaría de Relaciones Exteriores, también tiene funcionarios de la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales (SUBREI), de la Dirección de Fronteras y Límites del Estado (DIFROL), Instituto Antártico Chileno (INACH) y PROCHILE, lo que nos da un sello de integridad y representación que nos hace sentir orgullo y responsabilidad para defender los derechos de una amplia gama de personas que trabajan en uno de los Ministerios más prestigiosos de la historia de nuestro país.

Actualidad

Cabe recordar que el Directorio electo para el periodo 2021-2023 se ha constituido conforme a lo establecido en el cuerpo legal vigente y los estatutos de nuestra Asociación, que se sustentan en las ideas de la democracia y participación. AEMRE, se ha propuesto desarrollar un programa de trabajo que permita orientar y fortalecer su gestión y con ello lograr defender las conquistas y los beneficios de los asociados y funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Los objetivos principales presentados en la primera reunión de Directorio son: UNIDAD, COMPROMISO E INTEGRIDAD.

1. Unidad

1.1 Perseverar en focalizar los objetivos permanentes establecidos en el Estatuto AEMRE y Estatuto administrativo, como también ser un agente facilitador para conseguir la unidad entre las asociaciones frente a la implementación de la modernización de la Cancillería.

1.2 Promover la información integrada a través de los medios digitales como correos electrónicos, página web, redes sociales, así como en forma personal a través de sus Directores.

1.3 Convocar a consultas participativas o encuestas frente a problemáticas o situaciones que se decida en el Directorio con el fin de tomar mejores decisiones.

2. Compromiso

2.1 Informar la Rendición de Cuentas de forma oportuna y periódica de los ingresos y egresos de la Asociación (art. 28 letra b) de los Estatutos, como también del quehacer del Directorio.

2.2 Defender el empleo y la fusión pública/o de conformidad a la LOCBGAE, Estatuto Administrativo, Ley de Nuevo Trato Laboral, Resolución 1 y 2 de 2017-2018, Reglamento 69/2004. Ello implica reivindicar la carrera funcionaria en base a la concursabilidad estatutaria (ingreso y promoción) que permita oportunidades para ascender de todos los estamentos del MINREL.

2.3 Reivindicar el derecho de concursabilidad de las/os funcionarias/os titulares de la planta administrativa que ostentan un titulo profesional y cumplan los requisitos en el contexto de la Modernización previsto para el primer semestre de 2020.

3. Integridad

3.1 Reivindicar la carrera funcionaria como principio fundamental y eje sustentado en los derechos Laborales de los asociados/as.

3.2 Actuar en función de la probidad administrativa, el Estatuto de la AEMRE, y el interés general sobre el particular en las decisiones como dirigentes serios y responsables. Cumplir nuestro rol de dirigentes, sin perjuicio de nuestras propias funciones profesionales.

3.3 Establecer y contribuir al Desarrollo de las personas en el Ministerio de Relaciones Exteriores, incluidas las personas que laboran en organismos dependientes como SUBREI, DIFROL, e INACH. Ello contempla tener una mirada global e integral conforme a los principios que sustentan la Administración Pública en general y al Estado en particular.